lunes, 19 de marzo de 2012

Capitulo 35: Y estamos en el 2012, y tantas cosas pasaron en estos meses


Hola desde noviembre que no escribía, pasaron tantas cosas, la esclerodermia no nos deja descansar, nos tiene bien ocupados a los que la padecemos, en diciembre estuvieron los resultados de los análisis y daba por debajo de lo normal una hormona que se llama Cortisol, y bueno la reumatóloga , al endocrinóloga , el urólogo, todos coincidieron en que las suprarrenales no estaban fabricando esa hormona por el exceso de corticoide que tomaba desde hace años, y bueno había que ir bajando las dosis de a poco, lentamente, para lograr que se volvieran a producir por el organismo, y no desatar un nuevo caos en mi salud, claro esto significaba que al sacar el corticoide lo que había logrado en volverme a parar y andar de a poco lo perdería, pero bueno tenía que ponerme en manos de  Dios nuevamente, pobre semejante carga conmigo, pero bueno me fueron bajando las dosis y me agregaron un miorrelajante muscular en mayor cantidad la pregabalina, esto significaba más gastos, calculen ustedes en ese momento 17 remedios, estuve muy bajoneada con todo esto, encima empecé con infecciones urinarias una tras otra, como en invierno con la parte respiratoria ahora en  verano la urológica o urinaria propiamente dicha, y bueno que paso más estudios uno en quirófano el mismo día de mi cumpleaños, se imaginan, y otros unos días después, dedujeron de ellos que no funcionaba como debía ser mi vejiga retenía orina, y eso causaba las infecciones,  para ver la posible solución de ello otro remedio el darisec dos tomas diarias, o sea más remedios,  esa era la solución, bueno dos meses después comencé de nuevo con otra infección urinaria, y un remedio o antibiótico, y otro después hasta lograr ajustarla, o sea no cambio mi situación real, pero por lo menos estoy un poco mejor, con eso uno se debe conformar, los médicos a veces no saben qué hacer con nosotros,  somos difíciles pero no por nosotros mismos, sino por los cambios que produce la enfermedad en nosotros.
Por otro lado comencé un tratamiento porque me encontraron linfe edemas en las piernas todo el verano terriblemente hinchadas casi no podía caminar y bueno mas medicamentos no, así que empecé una drenaje linfático con una especialista en estas enfermedades y a la vez con ella hago ejercicios con una pedalera, y con pelotas para recomponer mi movilidad, cosa que he logrado a pesar de una suba de peso increíble desde este problema con las suprarrenales que nadie sabe cómo manejar, y a pesar de la quita del corticoide, de mis dietas, de mi ejercicios y mi bicicleta diaria que antes la tenía solo como una adorno, bajo dos kilos y subo tres así me la paso hace semanas.
Además fui al oculista porque veo cada vez peor es mas no veo casi nada del ojo izquierdo, me receto los lentes de cerca que son un desastre no veo nada, y me dijo que tenía que operarme de cataratas del ojo izquierdo, porque si seguía así quedaría ciega, acto seguido me dijo la lente flexible note la cubre tu mutual, te sale $ 800 porque en tu caso la otra no conviene por hay que dar puntos y sacarlos, entonces le pregunte operaste a mi esposo el año pasado de los 2 ojos de lo mismo y le pusiste la flexible, me dijo, no la cubren mas ahora, y bueno le pedí un certificado para hablar en la mutual a lo cual se negó, les resumo, es un gran comercio, fui a la mutual y si la cubren, pero nadie la quiere ponerla sin cobrar, así que sigo hace más de un mes sin definir lo de mi vista y con grandes complicaciones por ello, pero bueno supongo que encontrare algún oculista que sea honesto y me opere como corresponde sin cobrar ya que la mutual cubre todo incluso ese lente.
Bueno como siempre me dejo en manos de Dios que todo lo puede, día a día se me ponen más trabas en el camino y mas complicaciones, pero mi alegría y mis ganas de vivir se las tendrán que llevar conmigo, porque la vida aun en las contrariedades es el más hermoso regalo que Dios nos dio, los quiero, gracias por estar. Vivi

4 comentarios:

  1. JUSTAMENTE DIOS NO TE SIENTE COMO CARGA, ES MAS EL DESEA LLEVARTE EN SUS BRAZO HECHO EN LOS BRAZOS DE SU HIJO JESUS
    "La parábola de las misteriosas huellas en la arena

    El pescador solitario era un auténtico hombre de Dios. Había escogido su camino por vocación. Su vida de soledad y de silencio era deseada.
    Buscaba con sinceridad a Dios. El mar, la arena, la barca, el cielo, la pesca.... todo le hablaba de Dios y le servía para comunicarse con El.
    Un día tuvo la audacia de pedir al Señor un signo claro y evidente de su presencia y de su compañía constante:
    "Señor, hazme ver que tu siempre estas conmigo". Y mientras hacía esta oración tenía una gran paz en su alma. Caminaba con paso sereno a la orilla del mar. Cuando llegó a las rocas que cerraban la playa, y reemprendía el camino que le conducía nuevamente a su casa, observó con asombro que junto a las huellas de sus pies descalzos había otras cercanas y visibles.
    "Mira, -le dijo el Señor-, ahí tienes la prueba de que camino a tu lado. Esas pisadas tan cercanas a las tuyas son las huellas de mis pies. Tu no me has visto, pero yo caminaba a tu lado."
    La alegría que tuvo fue inmensa. Desbordaba de gozo. El Señor le había dado la prueba esperada y deseada. La respuesta de Dios a su plegaria sobrepasaba lo que hubiera podido soñar. A partir de este "signo" sorprendente de Dios, la oración del pescador solitario adquirió aires nuevos. La gratitud no tenía límites en su alma. El gozo de la alabanza era el pan de cada día. Empezó a pedir y a interceder por todos los hombres con una confianza nueva.
    Pero no siempre fue así. Días de tormenta y de frío nublaron el horizonte. El cansancio de los duros días de trabajo se hizo notar. Los días de labor infructuosa llenaron su corazón de desánimo. Eran los tiempos de la prueba. Caminaba taciturno por la playa. Al llegar a las rocas volvió sobre sus pasos y observó que, esta vez en la arena, sólo había la huella de los pies descalzos. Aquel día su oración fue de protesta:
    "Señor, has caminado conmigo cuando estaba alegre y sereno, y me lo hiciste ver. Ahora que estoy con el alma por tierra, ahora que el desánimo y el cansancio hacen mella en mi vida... me has dejado solo. ¿Por qué Señor? ¿Dónde estás ahora?"
    La voz del Señor no se hizo esperar:
    "Mira amigo... cuando estabas bien, cuando la calma y la serenidad inundaban tu alma, yo caminaba a tu lado. Pudiste ver mis huellas en la arena... ahora que estas mal, cansado y abatido, ya no camino a tu lado porque he preferido llevarte en mis brazos. Las pisadas que ves en la arena no son las tuyas, son las mías, son profundas y claras.... marcadas por el peso de tu propio cansancio..."
    YO NODIRIA QUE DIOS TE PONE TRABAS , TE PONE EN TU CAMINO PRUEBAS QUE SABE QUE LASPODES PASAR Y SALIR AIREADA, CON MAS FUERZA QUE NUNCA. ESTOY ORGULLOSO DE MI SACERDOTISA EGIPCIA

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Vivi, lamento tu estado de salud, Dios no nos deja de su mano.Personalmente mi salud anda muy mal, casi no puedo caminar por la lumbo ciatica en ambas, me operaron hace 4 años y quedé mal.
    ! Ánimo amiga!
    Con ternura te dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Viví, dime algo de cómo te encuentras.
    Un beso.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Hola que tal, peleando aqui codo a codo con la enfermedad hay dias que no camino casi, otros que mi parte gastrica esta remal, pero bueno sigo batallando y sin bajar los brazos hoy con 17 medicamentos aun, muchas gracias por su preocupación y espero se mejore, bendiciones Vivi

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMPRATIR TU TIEMPO CONMIGO